La bella Italia (Parte I)


Hola amores,

En esta entrada me veo inspirada a compartirles mi experiencia viviendo en Italia (casi dos años), a 12 horas de vuelo del país que me vio nacer, lejos de familiares y amigos de infancia, vivir en un país que no es el tuyo significa una aventura, sobretodo cuando prácticamente comienzas desde cero. Y cuando digo desde cero, me refiero a crear un propio mundo según tus creencias, costumbres y anhelos.

Italia no es el mejor ni el peor de los países, esta lleno de cultura, historia, comida deliciosa, gente bella y muchas oportunidades que descubrir; normalmente se piensa que Italia es igual a pasta y pizza, pero eso no es ni la cuarta parte de lo que realmente es. Cambia bastante de Sur a Norte pero en cada lugar que vas seguro que encontrarás personas capaces de hacerte sentir en casa.

Cuando llegué una de las primeras cosas que aprendí es que no todos aceptarán tu cultura ni manera de pensar, aveces puede ser muy contraria a la ya existente pudiendo verse en manera no muy positiva, es por esto que de las mejores maneras posibles te debes adaptar y enseñar a los que te rodean que eres diferente y que con todo respeto deben aceptarte tal cual eres (así como tú a ellos). Los italianos son muy muy muy familiares (en su mayoría) y el hogar es un santuario intocable, cosa que hay que respetar y me parece muy bien.

Una vez que aprendes el idioma ya todo es más fácil, te logras integrar y expresar sin necesidad de traductor; inicias a conocer un mundo aparte entre Italianos, que si los de norte, que los de sur, que los acentos, las diferentes pastas y combinaciones, como se celebra cada día festivo, etc etc. todo desde una manera distinta ya que obtienes tus reales impresiones del país y de la gente.

Confieso que ha sido una experiencia maravillosa y única, porque vivir en el viejo mundo siempre ha sido uno de mis sueños, cada paseo es una aventura diferente porque en la medida que vas conociendo aprecias cosas nuevas. En Italia la palabra es ORO, literalmente, ya que si dices una cosa es porque estas en todas las capacidades y responsabilidades de cumplirla (sea una cita, un acuerdo, una visita y demás).

Pudiera hablar de miles de cosas en específico porque en Italia si existe variedad. Una de las cosas negativas que puedo mencionar es quizás el descontrol que existe en temas de inmigrantes, sin numero de extra comunitarios entran diariamente sin control alguno en muchas ciudades (sin sonar racista) lo que provoca el disgusto de los ciudadanos que aman realmente su país. Creo que este tema es uno que no tiene final no solo en Italia, sino en todo el mundo.

Otra cosa negativa que noté es que muchos jóvenes abandonan un país tan rico porque no van de acuerdo con las nuevas normas políticas que van de manera contraria y no apoyan a los nuevos empresarios, jóvenes que buscan empleo y/o poca ayuda financiera a quién quizás lo merece. Aunque si este nuevo año se han puesto en practica leyes para cambiar el futuro de Italia y apoyar mas lo que nace en su tierra.

No soy quien para emitir ningún juicio de Italia ya que vengo de un país que tiene muchos defectos y que necesita muchos cambios para mejorar, pero sin duda alguna siempre será mi país y mis orígenes y raíces me acompañaran siempre donde vaya.

En conclusión este tipo de experiencia nos hace crecer como personas y darnos cuenta de que más allá de nuestras narices existe un estilo de vida diferente al nuestro con muchas cosas que aportar para hacernos crecer.

Aquí les comparto fotos que he tomado con mi teléfono desde los días que llegue hasta el fin de semana pasado, espero que las disfruten!!!
































Con amor,

Angie Ocumarez.

You May Also Like

0 comentarios

Follow me on Instagram: @angieocumarez